Funcantabria Solidaria entrega 3.000 euros a ‘La Vida de Lucas’

¡GENIALES NOTICIAS!

El pasado 7 de mayo todos tuvimos la oportunidad de disfrutar en el Teatro Municipal Concha Espina de la II Gran Antología de Zarzuela. El evento una vez más tuvo carácter solidario, tal y como hemos informado siempre, los beneficios de dicho concierto lo destinaríamos íntegramente al proyecto ‘La Vida de Lucas’.

Cheque Lucas_1

Dicho y hecho. GRACIAS a vuestra asistencia, colgamos el cartel de “no hay entradas”, hemos entregado a Fernando y María (padres de Lucas) un cheque por valor de 3.000 euros que destinarán a sufragar parte del tratamiento de Lucas.

Cheque Lucas_2

¡Nos sentimos super contentos! ¡Y muy, muy orgullosos de todos los que nos ayudáis a llevar a cabo este proyecto! TODOS SOMOS LUCAS.

 

Así fue la II Gran Antología de Zarzuela

Hola amigos,

Ya pasados unos días de nuestro último evento solidario organizado, es hora de reflejar lo vivido en nuestro blog. Es muy difícil trasmitir todas las sensaciones pero esperamos que con la ayuda de la imagen nos sea más fácil. Para empezar, una valoración muy breve: nos sentimos felices, agradecidos, ilusionados, motivados, contentos… con el resultado logrado. Ver cómo la ciudadanía se ha volcado en la iniciativa, nos hace volver al trabajo con más fuerza y muchas ganas de pensar en próximas convocatorias.

Es un honor, a ver podido colgar el cartel de “no hay billetes” en el Teatro Municipal Concha Espina de Torrelavega. ¡Llenamos todas las butacas! ¡Completamos el aforo! Y todo, GRACIAS  a vuestra implicación y vuestras ganas de colaborar con nuestro proyecto vigente, ‘La Vida de Lucas’. Vosotros habéis conseguido que podamos seguir ayudando económicamente y que Lucas siga recibiendo su tratamiento en ‘The Family Hope Center’ en Filadelfia. GRACIAS.

A las 19:40 horas, abrimos las puertas. Una multitud de personas esperaban en las inmediaciones del Teatro. La cola llegaba hasta la carretera general de José María de Pereda.

13151428_868487289943650_3948638680329474410_n

Las 775 butacas de la instalación permanecería ocupadas en los próximo 120 minutos. Muchos de ellos, antes de tomar asiento, hacían una parada en el photocall. ¡Debíamos tomar instantánea de todo!

A las 20:10 horas, comenzó el espectáculo. La primera en pisar el escenario fue Yolanda Díaz Real, gerente de Funcantabria Solidaria. Nuestra compañera dio la bienvenida, pronunció los agradecimientos y presentó a Lucas. En esta ocasión, lo tuvo que hacer a través de un vídeo ya que ese día el pequeño y su familia se encontraban de regreso de su viaje a Filadelfia. En primera fila estaban sus abuelos.

13173214_869603456498700_3376537274367592030_o

Después de Yolanda, el escenario se llenó de artistas con la salida de todos los grupos participantes como el Coro Lírico de Cantabria, la Orquesta Ataulfo Argenta y la Coral Santa Lucía de Llodio. Todos en el escenario, comenzó la ‘II Gran Antología de Zarzuela’. Primero se presentó el cuarteto The Barembar Quartet, después el tenor, Alejandro Roy, y la soprano, Chantal García; el tenor cómico, Juanma Cifuentes; y el barítono, Quique Bustos. Una hora y media de actuación, con descanso de por medio, que nos hizo vibrar en nuestros asientos. ¡Espectacular!

Nuestro presidente, Miguel Ángel Díaz, nos ha prometido que el año que viene habrá una tercera edición. ¡Una noticia genial!

Así que si no pudisteis asistir en esta ocasión, desde Funcantabria os brindaremos la oportunidad de poder disfrutar de este género musical y de apoyar a Lucas. Y no olvidéis, que podéis dejar tapones en nuestros centros de trabajo. Nosotros les trasladamos al almacén de Guarnizo donde la familia de Lucas aloja todos los tapones para su posterior traslado y reciclado.

GRACIAS AMIGOS

Organizamos la segunda ‘Gran Antología de Zarzuela’ a favor de LUCAS

PresentacionZarzuela

En Funcantabria Solidaria celebramos el próximo 7 de mayo, a las 20 horas en el Teatro Municipal Concha Espina de Torrelavega, la segunda ‘Gran Antología de Zarzuela’.

El concierto, de carácter benéfico, lo organizamos a favor de ‘La Vida de Lucas’. Como ya os hemos contado en anteriores ocasiones, Lucas es un niño de 6 años, residente en Peñacastillo, que sufre una lesión cerebral con síntomas como epilepsia, autismo y retraso psicomotor. Desde finales de 2012, Lucas recibe tratamiento, cada seis meses, en el Centro Internacional de Desarrollo ‘The Family Hope Center’ en Filadelfia. En este centro le evalúan y le diseñan un programa de salud específico que abarca nutrición, oxigenación y estimulación. Tal y como nos ha afirmado María López, madre de Lucas e impulsora del proyecto, “30.000 euros es lo que supone el tratamiento de Lucas anualmente, de los que entre 12.000 y 15.000 euros se destinan a los dos viajes a Filadelfia que realizamos cada año”.

Para que Lucas pueda seguir recibiendo ese tratamiento, desde Funcantabria Solidaria celebramos este concierto en el que el precio de las entradas es de 12, 16 y 20 euros, destinando los beneficios económicos al proyecto. Las entradas del concierto estarán a la venta en la web giglon.com a partir del 21 de abril y también podrán adquirirse en la taquilla del Teatro Municipal Concha Espina, dos horas antes del inicio del espectáculo.

Miguel Ángel Díaz, nuestro Presidente ha afirmado que en la empresa tenemos un compromiso con la ciudad de Torrelavega, “ciudad que nos acoge y nos da crédito” y así lo manifiestamos a través de nuestra asociación Funcantabria Solidaria que apoya proyectos que fomentan la cultura, el compromiso y la ayuda al prójimo, entre otros.

En cuanto al programa del concierto, Díaz ha afirmado que en el escenario habrá una soprano, un tenor, un tenor cómico, un barítono y un cuarteto, además del Coro Lírico de Cantabria y la Orquesta Sinfónica Ataulfo Argenta. “Todos los solistas son profesionales, muy conocidos en teatro, televisión y radio”. De igual manera, nuestro Presidente se ha comprometido a dar continuidad a estas antologías de zarzuela y se compromete a que haya una nueva edición el próximo año.

Desde el Ayuntamiento de Torrelavega, a través de su concejala de Cultura, Juncal Herreros, han mostrado públicamente su compromiso con este acto que aúna cultura y solidaridad y nos ha agradecido la organización de actividades en la ciudad que “revierten en los ciudadanos”. Herreros augura que el concierto será un éxito haciendo hincapié en la experiencia y repercusión que obtuvo la primera edición celebrada.

Además de este concierto benéfico, desde Funcantabria Solidaria colaboramos de forma permanente con el proyecto ‘La Vida de Lucas’ mediante la recogida de tapones en nuestras instalaciones y la acción de nuestros trabajadores como voluntarios en el traslado y clasificación de dichos tapones.

LUCAS, un niño muy feliz pero a su manera

Estamos muy emocionados. Nuestro amigo LUCAS ha venido a nuestra sede de Torrelavega para visitarnos. Para los que aún no le conozcáis os contamos su historia.

LUCAS nació en Santander el 1 de diciembre de 2009. Desde entonces, su vida no ha sido fácil. Tiene una lesión cerebral, con síntomas como retraso psicomotor grave, epilepsia secundaria y trastorno del espectro autista. Desde los 8 meses no ha parado de ver a médicos y de hacer terapias, públicas y privadas, en Santander y en muchas otras partes de España. El año 2012 fue muy difícil para él. Cada vez estaba más enfermo, por lo que sus padres –Fernando y María– dieron a conocer su situación para poderle llevar a Filadelfia, a “The Family Hope Center”, un centro médico al que van niños con lesiones cerebrales graves, de todo el mundo, a tratarse. LUCAS actualmente tiene seis años pero su madurez es de un niño de un año.

Lucas_4

Para poder abordar su tratamiento, se puso en marcha una campaña en la que se organizaron eventos, se vendió merchandising, se habilitó dos cuentas bancarias… El objetivo: lograr fondos para afrontar económicamente el tratamiento, así como los desplazamientos a Filadelfia. Una de las acciones más populares y que aún sigue vigente es la recogida de tapones y en la que desde FUNCANTABRIA colaboramos activamente. Nuestras sedes son puntos de recogida de tapones, les ayudamos en el traslado de los mismos y acudimos como voluntarios para su selección y carga. ¡Queremos ver trailers y trailers de camiones llenos!

Lucas_5

Gracias a la ayuda que recibe, LUCAS ha podido ir tres veces a este centro de Filadelfia y volverá a finales de abril para que le vuelvan a valorar y adapten su tratamiento.

Antes de emprender ese viaje previsto para el mes que viene, LUCAS quiso hacernos una visita. Vino acompañado de Fernando y María (sus padres) y de Luz (su hermana pequeña). Después de darle un achuchón y jugar un rato con él, nos sentamos con ellos para presentarles un proyecto en el que estamos trabajando y cuyo beneficiario queremos que sea LUCAS.

Escuchar a Fernando y María hablar de su hijo emociona muchísimo. Les miras fijamente y sus ojos lanzan destellos de luz y vitalidad. Nos cuentan el día a día de LUCAS, su evolución, las cosas que aprende… No quitan la sonrisa de la boca, sus ojos brillan, de orgullo. Nos pasaríamos horas y horas escuchándoles.

Lucas_1

Entre todas las cosas nuevas que nos han trasladado, María, su mamá, nos ha dicho que LUCAS ya tiene picardía. Cuenta que mientras hacen la gimnasia diaria, más de una vez “se hace el dormido” para no seguir con los ejercicios. También nos ha dicho que ya se le ha caído su primer diente y que el segundo…, de momento se mueve.

Como sus padres afirman, LUCAS es un niño muy feliz pero a su manera. La risa es algo muy común en su rostro, “le encanta regalar sonrisas”. Y jugar, como a todos los niños, le vuelve loco. Lo quiere agarrar y coger todo. Una vez a la semana LUCAS y su hermana Luz van a la piscina. Precisamente en uno de esos días, Luz se dio cuenta que su hermano tenía algún problema. “Tenía dos años cuando Luz comenzó a preguntarme quién era más mayor, ella o LUCAS;  por quÉ ella podía hacer ‘esta cosas’ y él no… Así se dio cuenta que su hermano no era como los demás niños”, relata María.

Los días de LUCAS

Para LUCAS los días comienzan a las 09:00 horas. Una vez que se levanta de la cama, realiza una serie de ejercicios con unas bolsas especiales con las que trabaja su capacidad pulmonar. Debe de hacer 40 ejercicios repartidos a lo largo del día. Después, llega el turno de la gimnasia que da paso al esperado desayuno.

Para llegar a la cocina, María le obliga a ir solo. LUCAS no sabe caminar. Él se desplaza por casa arrastrándose, para ello, tal y como nos han explicado sus padres, los suelos están totalmente adaptados. Con la barriga llena se sube al bipedestador durante 30 minutos. La intención es que permanezca de pie, comience la digestión. También este aparato le ayuda a que su cadera mejore día a día.

Después, María y él, (Fernando está en el trabajo y Luz en el cole) trabajan los sentidos para rehabilitarlos. El olfato es el sentido que más desarrollado tiene LUCAS, todos los días identifica 20 olores diferentes. LUCAS no habla y como dicen sus padres “él ve a través de la mano”.

¡Hora de comer! Al igual que el desayuno, arrastre y a llenar la barriga. Cuando Fernando regresa de trabajar, a las 16:00 horas, María se marcha a recoger tapones y LUCAS se queda con su papá para seguir subiendo al bipedestador, repetir ejercicios respiratorios y sensoriales y descansar en la cama hiperbárica. Toca cenar y descansar. LUCAS duerme con chaleco respiratorio.

¿Qué os ha parecido lo que os hemos contado de LUCAS? ¿Quieres ayudar? Ya sabes que en nuestros locales recogemos tapones. Además, muy pronto os anunciaremos una actividad en la que podréis colaborar para ayudar a LUCAS. El esfuerzo, merece la pena. Lucas_3

¿Qué quieres hacer con tu vida?

Hola amigos de FunCantabria,

Este mes comenzamos el post solicitandos vuestra opinión. Relee el título y dinos lo que tú responderías. (¿QUE QUIERES HACER CON TU VIDA?)

“Quiero encauzar mi vida con el mundo del teatro. Me permite decir lo que no puedo expresar con las palabras (Aurora, 21 años)

“Quiero dejar huella en las personas que me rodean. Que siempre se acuerden de mí” (Alicia, artes en la ciencia)

“Quiero viajar. La gente me dice que hasta que no logre un trabajo no me lo voy a poder permitir. Por qué primero una cosa, y luego otra. Voy a viajar (Antia Nefelibate)

“Elegí con cabeza y lo hice bien. Una lesión de rodilla me alejó del balonmano y tuve que elegir qué hacer con mi vida. Pasé de sacar malas notas a sacar las mejores. Logré terminar la ESO y me apunté a un módulo de Telecomunicaciones. Ya lo he terminado y ahora estoy estudiando cocinero. Quiero mejorar constantemente”, (Alberto, teleco y cocinero)

Estas son algunas de las respuestas que se recogen en este documental que mediante nuestro blog os queremos presentar.

Una hora y media de experiencias únicas, con historias de superación e ilusión a través de cosas tan sencillas como la música, el teatro, el deporte o la comunicación.

Todas ellas son respuestas de chicos de entre 20 y 30 años que demuestran que no hay lugar para el fracaso o la desgana. Todo lo contrario, ganas, fuerza, coraje y mucha ilusión. Al fin y al cabo, sin ilusión no se hace nada. Ellos se definen como la “generación encontrada” y se ofenden si oyen eso de “generación perdida”.

Os estaréis preguntando: ¿Quién ha realizado este documental? ¿Cómo se ha creado? La respuesta es muy sencilla. El pasado verano de 2015, seis jóvenes decidieron llevar a cabo un viaje en caravana que recorrió toda España. La experiencia, os la podéis imaginar… ¡Fantástica! Pero lo sorprendente viene ahora. Además de fotografías, recuerdos, algún que otro capricho… estos chicos se trajeron en sus maletas un total de 60 entrevistas en profundidad y 2.000 encuestas hechas a jóvenes de entre 20 y 30 años. El tema, siempre el mismo: ‘¿Qué quieres hacer con tu vida?’.

Aunque no hayan tenido la suerte de encontrarse contigo, contesta: Qué quieres hacer con tu vida. Y recuerda, nunca es tarde para volver a empezar.

#CelebraLaVida #CompartimosIlusiones #FunCantabria

10 cosas que los niños pueden enseñarte para ser feliz

1. Tienen confianza en sí mismos

“¡Mira lo alto que salto!” “¡Mira qué fuerte soy!” “¿A que yo dibujo muy bien?” Algunos expertos piensan que los niños de hoy en día tienen demasiada confianza en sí mismos. Opinan que los padres se exceden al elogiar a sus hijos. Posiblemente. Pero yo creo que como niños, tenemos la confianza a tope, pero -poco a poco- se va desinflando y aparecen los problemas.

Sigue leyendo

En FunCantabria, ¡ya estamos en Navidad!

Hola amigos,

Queremos compartir con todos vosotros una noticia que nos hace convertirnos ‘en niños’ durante unos días, y que nos llena de ilusión. La noticia es… LA NAVIDAD HA LLEGADO A FUNCANTABRIA.

Al igual que decoramos nuestros hogares, las calles… también hemos querido dar ese toque especial en nuestras oficinas para estos días festivos.

Como ya sabéis nos gusta ser transparentes, cercanos y mostraros todas aquellas iniciativas que llevamos a cabo. ¡Esta no podía ser menos! Por ese motivo, un año más, hemos optado por una decoración exterior en la que vosotros sois los protagonistas. Queremos celebrar estas fiestas junto a todos vosotros, y además aportar nuestro granito de arena al ambiente navideño que vive la ciudad.

Cuando pases caminando, en coche, en autobús, en bicicleta… o como prefieras, cerca de nuestras oficinas no te olvides mirar hacia nuestro escaparate porque la Navidad te está esperando.

Gabriel García Márquez

La imagen navideña de este año va acompañada de una preciosa frase que, ocupando solo 15 palabras, tiene mucho que decir.

Recordar es fácil para el que tiene memoria. Olvidarse es difícil para quien tiene corazón” (Gabriel García Márquez)

Si no nos vemos, ¡Felices Fiestas!

TU DISFRUTE EMPIEZA HOY

El cambio, el que cada uno de nosotros podemos hacer en nuestra vida para hacerla más rica, más agradable, más acogedora, más feliz… en definitiva, para disfrutar más de cada segundo del día y contagiar nuestra actitud a los que nos rodean. ¿Te atreves con unos cambios? Si es que sí, apunta esta fecha en el calendario porque ¡el disfrute puede empezar hoy!
1. Disfruta de las cosas que sí tienes y abandona ese continuo estado de insatisfacción que te acompaña. Ser ambicioso no es malo, pero estar siempre deseando lo que no se tiene genera un permanente descontento con el que es muy difícil convivir.
2. Distingue lo verdaderamente importante de todo lo que, a menudo, consideras urgente. ¡Descárgate de obligaciones que conviertes en urgentes, pero que, en realidad, no son importantes! Es necesario cumplir con el trabajo, con la familia, con los amigos…pero siempre piensa antes: ¿esto que tanto me preocupa es verdaderamente importante? ¿Va a hacer mi vida y la de los demás mejor? Y si puedes, ¡delega!
3. Aprovecha lo que has calificado como ‘fracaso’. ¿Te has parado a pensar que se puede salir fortalecido de una situación que no se ha producido como querías? Un fracaso puede ser enriquecedor, genera experiencia, desarrolla tu creatividad, aprendes qué debes hacer diferente en situaciones parecidas… (¡Sigue tú!)
4. Busca personas que enriquezcan tu vida y aléjate de aquellas que no lo hacen, que no te aportan satisfacción o aprendizaje y que sólo despiertan pensamientos negativos. ¡Escapa de ellas y dedica tu tiempo a los que verdaderamente te hacen sentir bien!
5. Persigue lo que verdaderamente amas y ¡hazlo! Hazlo todas las veces que puedas. Intenta trabajar en algo que te gusta, encuentra tu afición favorita, tu deporte… No dejes de buscar hasta que lo encuentres…No abandones esa búsqueda. ¡Verás que es maravilloso vivir la vida de forma apasionada!
6. Ayuda a los que más lo necesitan. No se trata sólo de una ayuda material. Pasa tiempo con tus mayores y aprende de ellos, juega con los pequeños, escucha a ese amigo que está en horas bajas, prepara un fin de semana de ensueño para los tuyos… ¡Verás como recibes más de lo que das!
7. Repasa cada noche todo lo bueno que ha habido en tu día… ¡y agradece, agradece y agradece!
8. Aprovecha ese momento de relax para trazarte metas, objetivos que te permitan seguir creciendo como persona…ambiciosos, pero alcanzables. ¡Verás qué bien te sientes cuando los vayas consiguiendo!
Recuerda: Tu disfrute empieza hoy ¿te atreves con estos cambios?

11 preguntas que harán más feliz a tu hijo

¿Vives feliz y despreocupado por naturaleza? Si la respuesta es afirmativa, probablemente se deba a una mezcla de tus genes (los gemelos idénticos criados por separado normalmente tienen el mismo nivel de felicidad) y tus elecciones personales en cuanto al modo de vida. El campo de la psicología positiva se centra en la idea de que la gente puede ser más feliz simplemente cambiando su forma de pensar y actuar. La felicidad se conceptualiza más como un hábito que como un don divino. Y, si bien es cierto que una parte de la felicidad está biológicamente determinada, hay muchas cosas que pueden hacerte más feliz.

Estas 11 preguntas aspiran a que tus hijos descubran cómo ser más felices. Al final, los niños las interiorizarán y se lo preguntarán ellos mismos. Entonces les habrás hecho el regalo de la felicidad, lo cual también te hará -¡adivina!- más feliz.

1. ¿Cuál ha sido tu parte favorita del día?

Ésta es una buena pregunta para hacer en la cama, para ayudar a tu hijo a sentirse contento y feliz antes de dormir. También les inculca el hábito de concentrarse en lo mejor en vez de en lo peor que les ha ocurrido durante el día. Si incorporas esto a la rutina de noche, ya os saldrá directamente por naturaleza.

2. ¿Hay algo por lo que estés agradecido?

Es una buena pregunta para hacer en la mesa. Todos los miembros de la familia pueden decir por turnos por qué dan gracias ese día. Existe un fuerte vínculo entre la felicidad y la gratitud, así que esta cuestión vale la pena.

3. ¿Y qué vas a hacer al respecto?

Cuando tu hijo te cuenta un problema, pregúntale con tono cercano y curioso. No te lances a solucionar su problema; ¿cómo les va a ayudar esto a largo plazo? Al menos, dales la oportunidad de resolverlo por sí mismos y regálales tu confianza, que se hace evidente con esta pregunta. Así les das a entender que ellos son capaces de pensar en las soluciones a sus problemas. Si el niño te contesta: “No lo sé”, puedes decirle: “Yo tampoco estoy seguro, vamos a intentar resolverlo juntos”. Las personas felices son aquellas que consideran superables los problemas y se consideran a sí mismas eficaces.

4. ¿Cómo te hizo sentir?

Aun a riesgo de sonar cursi, hay una parte esencial de la felicidad que consiste en ser capaz de descubrir y expresar tus propias emociones. Si puedes verbalizar lo que sientes, puedes darle sentido, puedes procesarlo y puedes lograr la ayuda de los demás. Es una pregunta perfecta para plantear a tu hijo cuando te cuenta que le ha pasado algo malo, en vez de restarle importancia (“no es para tanto”) o de intentar arreglarlo (“¡deja que te ponga hielo!”). Enseña a tu hijo a ser consciente de sus sentimientos y a utilizar esta información de forma efectiva.

5. ¿Cómo crees que se siente él/ella?

En cualquier situación puedes cultivar la empatía pidiendo a tu hijo que se pregunte cómo se siente alguien. La empatía hará a más feliz tu hijo; desarrollará relaciones interpersonales más fuertes, se sentirá mejor consigo mismo por pensar (y ayudar) a los demás y sacará más significado a la vida.

6. ¿Cómo se puede mirar el lado bueno de las cosas?

Conviene enseñar a tu hijo que de cualquier circunstancia se pueden extraer experiencias positivas. Con preadolescentes o adolescentes, puede que esta pregunta suene cursi, pero a los niños pequeños les gustará. También les puedes enseñar la expresión sacar limonada de un limón y preguntarles cómo se puede sacar algo bueno de una mala experiencia. Por ejemplo: “Te caes y te haces daño, eso es el limón, pero luego te ponen una tirita de Campanilla y eso es la limonada”.

7. ¿Cuál es la parte de esa historia que más te puede enseñar?

En cualquier programa de televisión, cualquier libro, cualquier excursión, básicamente en cualquier situación, hay algo que aprender. Mírate a ti mismo, Súper Padre, tienes un móvil al alcance de tu mano. Utilízalo para enseñar a tu hijo que la vida está llena de oportunidades de aprendizaje. Las personas felices siempre tienen curiosidad y ganas de aprender. Así que, cuando veas la tele y alguien diga Bonjour!, puedes ponerte a mirar imágenes de Francia o una canción de Youtube cantada en francés. Cuando tus hijos se den cuenta de que con esta cuestión vas a sacar el móvil y a enseñarles algo nuevo y especial, te lo pedirán todo el tiempo. Y así es como acabas mirando fotos de inmobiliarias en Nebraska con tu hijo de cuatro años. No me preguntes por qué.

8. ¿Qué quieres hacer el fin de semana?

Las investigaciones demuestran que anticiparse a las experiencias positivas aporta más felicidad que las experiencias en sí mismas. Cuando tu hijo sea lo suficientemente mayor como para darse cuenta de que mañana no es hoy, incúlcale el hábito de la anticipación positiva de los pequeños placeres. Un niño que está emocionado por que llegue el fin de semana para comerse un yogur helado es un niño feliz, al igual que un adulto que planifica unas vacaciones con tiempo es más feliz durante esos seis meses.

9. ¿Qué podemos hacer para ayudar a alguien a ser feliz?

Puedes llevarte a tu hijo para que te acompañe a visitar a un pariente enfermo o a alguien que se está recuperando de una operación, o que haga de voluntario contigo en un comedor solidario. Le harás un regalo increíble. Tu hijo se sentirá incluso más orgulloso de este comportamiento si es él quien propone la actividad (por ejemplo, preparar galletas, pintar una tarjeta…). Las investigaciones demuestran que cuando somos generosos liberamos oxitocina y endorfinas, o sea, que es como una droga con la que volverse adicto. Involúcralo en tus actividades altruistas, directamente relacionadas con la felicidad (y con ser buena persona, que tampoco está nada mal).

Incorpora un espíritu de generosidad en la vida cotidiana de tu hijo. Cuando estés fuera, compra algo pequeño para alguien. Cuando colorees, haz un dibujo para alguien. Regalar cosas nos hace más felices que comprarnos algo para nosotros mismos y enriquece las relaciones personales.

10. ¿Qué quieres hacer hoy fuera?

Salir a la calle y hacer ejercicio físico con tu hijo es una forma maravillosa de inculcarle el hábito de no quedarse en casa sin hacer nada. El ejercicio libera endorfinas y es tan efectivo como el SSRI (inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina) para tratar la depresión. Y la mejor forma de enseñar a tu hijo es haciéndolo tú mismo. Un estudio demuestra que cuando las madres hacen ejercicio,es más probable que los niños practiquen deporte. La luz del sol también puede subir el ánimo y regular los ritmos circadianos, por lo que el niño dormirá mejor y os hará a todos más felices.

11. ¿Cuándo te sientes más feliz?

Si diriges la atención de tus niños a las experiencias de las que más disfrutan, empezarán a darse cuenta de que pueden decidir aumentar de forma proactiva el tiempo que emplean en actividades que les hacen sentirse mejor consigo mismos. De acuerdo con el investigador Mihaly Csikszentmihalyi, el flujo es el estado mental operativo en el cual una persona está completamente inmersa en la actividad que ejecuta, perdiendo por completo el sentido del tiempo y sintiendo totalmente el momento. Si tu hijo es lo suficientemente afortunado y ha encontrado la actividad que le hace sentir ese flujo, está bien que se lo muestres y que le des tiempo para alcanzar ese estado. Un apunte: para muchos niños, se alcanza con los videojuegos, lo cual no está mal, ya que muchas investigaciones señalan los numerosos beneficios psicológicos del juego (como anécdota, conozco a muchas personas que conocieron a su pareja jugando y, de hecho, si ambos participan en el videojuego, se sentirán más unidos). En el mejor de los casos, tu hijo encontrará una carrera que le haga llegar a ese flujo y, entonces, no verá su trabajo como una pesada carga.

Los ciclos de la vida

La vida es una secuencia de ciclos que marcan las etapas de nuestro camino. Es interesante conocer en qué momento vital te encuentras y cuál es la llamada de la etapa que te toca vivir. Un caso claro de falta de ubicación en el ciclo de la vida se da cuando rompemos una relación y, en lugar de atravesar las emociones que se desatan en nuestro interior, eludimos nuestra responsabilidad de adultos y nos dedicamos a esquivar el proceso de duelo que tenemos que experimentar.

Cada momento de la vida nos ofrece algo diferente y, si no atravesamos los ciclos vitales cuando corresponde, podemos desarrollar un sentimiento de no pertenencia. Esta sociedad, en líneas generales, parece que tiene demasiada prisa en que ciertas etapas de la vida se pasen cuanto antes, y las acorta. Esto nos conduce a un gran cambio como sociedad: niños (por edad) comportándose como adultos, yendo a sitios de adultos y vistiendo como adultos.

Mientras esto sucede, vemos también la otra cara de la moneda, es decir, adultos que se comportan como adolescentes con personalidades muy cambiantes. Esta realidad es algo desconcertante y nos puede pasar alta factura como sociedad. Detrás de la incapacidad de vivir las etapas que nos tocan en cada momento, se esconde una falta de madurez evidente y una imposibilidad para disfrutar de la vida que tenemos en ese instante.

Hasta los 7 años, estamos en el mundo del pensamiento mágico. La imaginación en esta etapa nos permite vivir en una realidad propia y paralela en la que todo es posible. En esta etapa inventamos, exploramos y soñamos. Cuanto más potenciemos estas tres facetas, más recursos tendremos en nuestra etapa adulta para crear circunstancias que vayan en nuestro favor.

Desde los 7 hasta los 12 años, entramos en el periodo de la niñez intermedia. Seguimos siendo niños, pero en nuestro mundo ya hay reglas, bajamos a la realidad y somos mucho más conscientes de las consecuencias de nuestros actos.

De los 12 años a los 14 años, nos introducimos en la etapa de la pubertad de lleno, aunque se haya podido iniciar antes. Los cambios físicos se van manifestando y la inseguridad por las presiones del entorno aumenta.

A partir de los 14 años, podemos hablar de etapa adolescente clara, aunque sabemos que puede comenzar un poco antes. En esta edad nos queremos desprender de todo lo que nos recuerda a nuestra infancia. Es como si oficialmente estuviéramos en otra categoría.

Las preguntas acerca de nuestra identidad se hacen cada vez más hueco en nuestra vida. Nuestro despertar hacia las cuestiones sentimentales es cada vez mayor y comenzamos a interpretar lo que nos sucede en este campo, conformando creencias acerca de nosotros, de las relaciones y del amor.

De los 20 a los 30 años estamos cargados de energía. Pensamos en grande y nos imaginamos una vida plagada de éxitos. Es la etapa de estreno en el mundo adulto. Comenzamos a trabajar y experimentamos nuestro valor en el campo laboral. En esta franja nos encanta cambiar de empresa y nos enorgullece que nos ofrezcan más responsabilidades.

Las relaciones sentimentales se vuelven más serias que en la etapa anterior. Hace años éste era el momento elegido por las personas para estabilizarse sentimentalmente y para construir una familia. Hoy día, en esta etapa, la mayoría de las personas están enfocadas en su carrera profesional y en tener experiencias amplias y jugosas de la vida.

De los 30 a los 40 años es cuando nos damos cuenta de que somos adultos y empezamos a pensar en la estabilidad laboral y sentimental. Es la época de los hijos, de querer echar raíces, y todo lo que hayamos construido en esta década lo establecemos como base inamovible.

Por eso, en esta etapa, las rupturas sentimentales son tan complicadas de superar. Cuando rompemos en esta franja de edad entramos en una crisis de identidad que nos hace cuestionarnos el propósito de nuestra vida y nos preguntamos el sentido de todo lo que nos rodea.

Dicen que de los 40 a los 55 sale a relucir el mayor potencial del ser humano. Hemos acumulado experiencias y vivencias, y tenemos energía, lo que, unido a la templanza y serenidad que nos otorga el tiempo, nos proporciona el estado ideal para la consecución de metas. Ésta es una etapa de cambios, y en ella también aparecen las crisis sentimentales que pueden desembocar en rupturas.

A partir de los 55 años se priorizan las cuestiones vitales y cuidamos los vínculos afectivos. No atravesar correctamente cada etapa puede conducirnos a una crisis en estas edades que nos haga renegar de la edad que tenemos, comportándonos de una forma rocambolesca o buscando compañías de personas más jóvenes que nosotros, tratando de cerrar los ojos a nuestra propia realidad.

Dado que la esperanza de vida ha aumentado significativamente, el atardecer de la vida se ha alargado y se abren nuevas etapas donde la sabiduría y la despreocupación por los asuntos más mundanos, que antes eran el centro de nuestras inquietudes, se dan la mano.

¿Qué edad tienes en este momento y en qué ciclo vital te ubicas? ¿Te identificas con los rasgos generales que describen tu ciclo o piensas que estás algo fuera de lo que te toca? Los ciclos vitales no son normas a seguir a rajatabla, sino guías para que comprendas qué puede estar causando desconcierto en tu vida en este momento.

Si tienes 45 años, has roto tu relación y te dedicas a salir por las noches con la frecuencia de una persona de 23 años pensando que, de esa manera, te evadirás de tu sufrimiento, me da la sensación de que estás algo fuera de la rueda de tu ciclo y de que te estás autoengañando. ¿Qué buscas? ¿Qué no encuentras? Puede que te acompañe algún amigo o amiga en tus salidas, pero verás cómo no siempre encuentras a alguien que pueda quedar contigo.

No estoy juzgando el comportamiento de nadie, lo que quiero es que no te escapes del trabajo de recuperación de ti mismo que puedes hacer viviendo ese duelo que te está esperando, que no ha venido para hacerte ningún mal, todo lo contrario.

¿Para qué sales, si a veces no te apetece? ¿Has tenido la sensación de estar en un sitio o reunión de amigos y tener unas ganas locas de irte a casa a estar contigo? ¿Cómo te sientes cuando tus continuos planes tienen como misión el evitar atravesar la fase del proceso de duelo que conlleva una ruptura sentimental? ¿A qué tienes miedo?

Aunque todas las rupturas son dolorosas, es importante que te ubiques dentro de tu ciclo como parte del proceso de superación de la ruptura. Se dan casos de personas que están en una etapa de su vida determinada y, tras la ruptura, realizan actividades y tienen comportamientos propios de otros momentos de la vida.

La razón estriba en la confusión y en la pérdida de identidad que conlleva una ruptura, lo cual nos puede llevar a sentirnos en tierra de nadie, ocupando territorios más propios de otras edades. Atrévete a conquistar el terreno que te pertenece.