LUCAS, un niño muy feliz pero a su manera

Estamos muy emocionados. Nuestro amigo LUCAS ha venido a nuestra sede de Torrelavega para visitarnos. Para los que aún no le conozcáis os contamos su historia.

LUCAS nació en Santander el 1 de diciembre de 2009. Desde entonces, su vida no ha sido fácil. Tiene una lesión cerebral, con síntomas como retraso psicomotor grave, epilepsia secundaria y trastorno del espectro autista. Desde los 8 meses no ha parado de ver a médicos y de hacer terapias, públicas y privadas, en Santander y en muchas otras partes de España. El año 2012 fue muy difícil para él. Cada vez estaba más enfermo, por lo que sus padres –Fernando y María– dieron a conocer su situación para poderle llevar a Filadelfia, a “The Family Hope Center”, un centro médico al que van niños con lesiones cerebrales graves, de todo el mundo, a tratarse. LUCAS actualmente tiene seis años pero su madurez es de un niño de un año.

Lucas_4

Para poder abordar su tratamiento, se puso en marcha una campaña en la que se organizaron eventos, se vendió merchandising, se habilitó dos cuentas bancarias… El objetivo: lograr fondos para afrontar económicamente el tratamiento, así como los desplazamientos a Filadelfia. Una de las acciones más populares y que aún sigue vigente es la recogida de tapones y en la que desde FUNCANTABRIA colaboramos activamente. Nuestras sedes son puntos de recogida de tapones, les ayudamos en el traslado de los mismos y acudimos como voluntarios para su selección y carga. ¡Queremos ver trailers y trailers de camiones llenos!

Lucas_5

Gracias a la ayuda que recibe, LUCAS ha podido ir tres veces a este centro de Filadelfia y volverá a finales de abril para que le vuelvan a valorar y adapten su tratamiento.

Antes de emprender ese viaje previsto para el mes que viene, LUCAS quiso hacernos una visita. Vino acompañado de Fernando y María (sus padres) y de Luz (su hermana pequeña). Después de darle un achuchón y jugar un rato con él, nos sentamos con ellos para presentarles un proyecto en el que estamos trabajando y cuyo beneficiario queremos que sea LUCAS.

Escuchar a Fernando y María hablar de su hijo emociona muchísimo. Les miras fijamente y sus ojos lanzan destellos de luz y vitalidad. Nos cuentan el día a día de LUCAS, su evolución, las cosas que aprende… No quitan la sonrisa de la boca, sus ojos brillan, de orgullo. Nos pasaríamos horas y horas escuchándoles.

Lucas_1

Entre todas las cosas nuevas que nos han trasladado, María, su mamá, nos ha dicho que LUCAS ya tiene picardía. Cuenta que mientras hacen la gimnasia diaria, más de una vez “se hace el dormido” para no seguir con los ejercicios. También nos ha dicho que ya se le ha caído su primer diente y que el segundo…, de momento se mueve.

Como sus padres afirman, LUCAS es un niño muy feliz pero a su manera. La risa es algo muy común en su rostro, “le encanta regalar sonrisas”. Y jugar, como a todos los niños, le vuelve loco. Lo quiere agarrar y coger todo. Una vez a la semana LUCAS y su hermana Luz van a la piscina. Precisamente en uno de esos días, Luz se dio cuenta que su hermano tenía algún problema. “Tenía dos años cuando Luz comenzó a preguntarme quién era más mayor, ella o LUCAS;  por quÉ ella podía hacer ‘esta cosas’ y él no… Así se dio cuenta que su hermano no era como los demás niños”, relata María.

Los días de LUCAS

Para LUCAS los días comienzan a las 09:00 horas. Una vez que se levanta de la cama, realiza una serie de ejercicios con unas bolsas especiales con las que trabaja su capacidad pulmonar. Debe de hacer 40 ejercicios repartidos a lo largo del día. Después, llega el turno de la gimnasia que da paso al esperado desayuno.

Para llegar a la cocina, María le obliga a ir solo. LUCAS no sabe caminar. Él se desplaza por casa arrastrándose, para ello, tal y como nos han explicado sus padres, los suelos están totalmente adaptados. Con la barriga llena se sube al bipedestador durante 30 minutos. La intención es que permanezca de pie, comience la digestión. También este aparato le ayuda a que su cadera mejore día a día.

Después, María y él, (Fernando está en el trabajo y Luz en el cole) trabajan los sentidos para rehabilitarlos. El olfato es el sentido que más desarrollado tiene LUCAS, todos los días identifica 20 olores diferentes. LUCAS no habla y como dicen sus padres “él ve a través de la mano”.

¡Hora de comer! Al igual que el desayuno, arrastre y a llenar la barriga. Cuando Fernando regresa de trabajar, a las 16:00 horas, María se marcha a recoger tapones y LUCAS se queda con su papá para seguir subiendo al bipedestador, repetir ejercicios respiratorios y sensoriales y descansar en la cama hiperbárica. Toca cenar y descansar. LUCAS duerme con chaleco respiratorio.

¿Qué os ha parecido lo que os hemos contado de LUCAS? ¿Quieres ayudar? Ya sabes que en nuestros locales recogemos tapones. Además, muy pronto os anunciaremos una actividad en la que podréis colaborar para ayudar a LUCAS. El esfuerzo, merece la pena. Lucas_3